Precipitación

La principal fuente de agua es la precipitación, que se da mayormente en la parte más elevada. Además, si bien tiene un comportamiento estacional definido, este puede variar en magnitud cada año. En ese sentido, se muestra los registros del año 2017, en el cual se observan valores muy por encima de la media multianual (1981-2017). Estos altos valores se deben a la influencia del denominado fenómeno de “El Niño Costero”, causado principalmente por las anomalías en la temperatura superficial del mar (ENFEN, 2017). Este fenómeno ha ocasionado fuertes lluvias en la Costa.